LA PLATA (ADN SUR) - El violento robo ocurrió el miércoles en una casa de la localidad bonaerense de City Bell. El padre del adolescente fue sorprendido por los delincuentes cuando esperaba que empleados de una zinguería entraran a su casa para realizar algunos trabajos. 

Eran cerca de las 10 de la mañana cuando Eduardo esperaba en la puerta de su casa a los empleados y su hijo de 16 años estaba en su dormitorio en una clase de zoom, mientras que su hija de 12 dormía.

Cuando los dos empleados de la zinguería bajaban las herramientas de un auto fueron abordados por tres delincuentes de entre 20 y 25 años, quienes, armados, redujeron rápidamente al dueño de casa.

“Cuando uno de los dos hombres que vinieron de la zinguería se dio cuenta de lo que ocurría, golpeó con su maletín de herramientas a uno de los delincuentes”, relató el dueño de la casa al portal El Día.

Los delincuentes lo tiraron al piso y le pegaron una patada fuerte en la frente, que le provocó un corte y hematoma al empleado. Luego le pidieron joyas y dinero al dueño de casa. El hombre buscó en su casa los 20 mil pesos que tenía para pagar los trabajos que se iban a realizar esa mañana.  Luego lo ataron  en un dormitorio y a los empleados en el comedor.

El movimiento extraño en la casa hizo que la hija de 12 años advirtiera lo que sucedía y fuera a contarle a su hermano, quien inmediatamente les contó a su profesora y compañeros por Zoom, en plena clase, lo que sucedía en la casa, y quienes llamaron rápidamente al 911.

Sin embargo, pese a que la policía llegó rápidamente, los delincuentes lograron escapar.