Este miércoles por la tarde un hombre resultó herido tras caer en la calle, producto del estado de ebriedad en el que se encontraba.

La policía intervino en la esquina de Las Orquídeas y Granaderos, donde un hombre estaba tirado en la calle, con manchas de sangre a su alrededor.

Según se pudo constatar, la sangre manaba de una herida en su cabeza, que se había hecho al caer en la calle y golpearla contra el pavimento.

El hombre se encontraba en estado de ebriedad. Los agentes dieron aviso a la ambulancia, que posteriormente lo trasladó al Hospital Regional para practicarle curaciones.

Mientras aguardaban la llegada del equipo médico, un perrito se acostó junto al herido y esperó pacientemente, sin despegarse de su espalda.

Estaba borracho, se cayó en la calle y un perro lo cuidó hasta que llegó la ambulancia
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!