El incidente ocurrió este domingo por la tarde en Puerto Madryn. Un hombre fue detenido por la Policía del Chubut por los daños realizados a un local comercial ubicado en Pasaje Williams.

Según relató la mujer que estaba atendiendo el kiosco, un hombre entró al lugar reclamando que le abran la puerta de la camioneta. Repetía que se le había quedado la llave dentro, que el vehículo se había cerrado, y que necesitaba que le abran pa puerta.

La borrachera que llevaba le impidió darse cuenta que había ingresado a un kiosco, no a la cerrajería, y tampoco le permitió entender las explicaciones de la mujer, cuando le indicaba que no le era posible hacer lo que le pedía. 

"Estaba atendiendo el kiosco cuando entró este hombre borracho, pidiendo por el cerrajero porque había cerrado la camioneta y la llave le quedó adentro”, relató la víctima en su denuncia.

"Cuando le dije que no, se enojó y empezó a golpear el mostrador de vidrio hasta romperlo. Mi hijo escuchó lo que estaba pasando, se acercó, pero este hombre le pegó y siguió golpeando las cosas, hasta que llegó la policía", agregó.

Finalmente, el hombre, de 41 años, fue reducido por la policía y quedó demorado en la Comisaría. Será imputado por el delito de daños.

Con información del Ministerio Público Fiscal

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!