Una mujer de unos 40 años provocaba disturbios en el centro de la ciudad, cerca de un supermercado chino de la Avenida San Martín y Francia. Al llegar la policía al lugar para identificarla, notaron que tenía un fuerte olor a alcohol, y al acercarse, la mujer los quiso disuadir e invitar a pelear.

La mujer fue trasladada a la comisaría, donde quedaría alojada -hasta recuperar la lucidez- por infracción a los artículos 158° y 161° del Código de Convivencia Ciudadana. 

La policía informó a la fiscal Serer, quien dispuso una prueba para determinar cuántos grados de alcohol en sangre portaba la mujer, e intervendrá en el caso la jueza de Paz de turno, Dra. Cruz, detallaron fuentes policiales. 

Más temprano, la policía había intervenido en una pelea de pareja en el centro que también terminó con un hombre borracho y detenido, tal como informó ADNSUR.