TREVELIN - Este domingo por la madrugada se realizó un control policial conjunto entre la policía del lugar, el área de Tránsito Municipal, y Seguridad Vial de la provincia. Tras detener a 5 vehículos por alcoholemias positivas, uno de los rodados intentó evitar ser controlado y emprendió una huída que adquirió ribetes cinematográficos cuando, tras volcar en un canal, los perseguidos rociaron con gas pimienta a los uniformados y uno de ellos se dió a la fuga con las esposas puestas.

El operativo, encabezado por el propio jefe de la comisaría del lugar, Subcomisario Nocito, se había dispuesto entre las 4 y las 7 de la mañana.

Ya se habían secuestrado cinco vehículos por alcoholemia positiva cuando el protagonista del sexto caso se dio a la fuga por la ruta hacia Aldea Escolar, y fue  perseguido por los policías en un patrullero, en el que iba el jefe de la seccional de Trevelin.

Según reseña EQSNotas, el vehículo perseguido perdió el control en la esquina de la escuela de la Aldea y se cayó al canal.

Así, la policía logra acercarse y comienza un forcejeo con el conductor, quien se resiste a ser esposado. En ese momento, otro de los ocupantes le tira gas pimienta a los policías y así aprovechan para darse a la fuga, golpeando antes a una mujer policía.

Tanto el Jefe de comisaría, Nocito, el Oficial Ayte. Bravo y la Agente Catalan Ioana, resultaron lesionados y fueron trasladados al hospital con una importante irritación en los ojos y en las vías respiratorias. Además, la agente tiene una hematoma en su pómulo derecho.

El conductor huyó con las esposas colocadas, y el VW Gol en el que se movilizaban fue secuestrado.

Fuente: EQSNotas