ESQUEL (ADNSUR) - Un hombre en aparente estado de ebriedad ingresó a una vivienda y se acostó en la cama donde dormía una mujer de 70 años. El insólito episodio ocurrió en la madrugada de este martes en Esquel cuando la dueña de la casa se despertó y encontró al extraño acostado junto a ella.

El hombre entró al domicilio ajeno ubicado en la calle O’Higgins al 1200. En un principio, la mujer creyó que era su nieto pero al instante se percató que se trataba de un intruso. Inmediatamente lo despertó, alertó a su hija y llamaron a la policía pero el invasor ya había huido.

Esquel: se despertó y encontró a un hombre borracho durmiendo en su cama

Según la información policial, el hombre no vive en ese domicilio y fue descrito como alguien “petiso, gordo, morocho e iba vestido con un buzo bordó”. Habría podido ingresar a la vivienda ya que la puerta tiene rota la cerradura, informó EQSNotas.

Según su testimonio, este hombre se encontraría en aparente estado de ebriedad. Personal policial de la Comisaría 1° realizó un recorrido por la zona con dos móviles sin poder encontrar al individuo denunciado.