ESQUEL (ADNSUR) - Este hecho fue denunciado penalmente por una mujer propietaria de un establecimiento ganadero ubicado a 60 kilómetros de Tecka, quien expresó que este viernes alrededor de las 11 de la mañana cuando llegó a su casa, observó estacionada en la tranquera una camioneta Renault Sandero color blanca que le llama la atención.

Al ingresar al casco del establecimiento, se cruzó con un hombre desconocido por la dueña saliendo de su inmueble. Rápidamente se dirigió a la finca donde encontró el vidrio de la puerta de ingreso destruido. Dentro de la casa estaba todo desordenado y se notaba el faltante de unas armas largas de colección. Así lo informó EQS Notas.

Inmediatamente salió y vio el vehículo que se dirigía a gran velocidad con dirección a Esquel. Se dirigió hacia la comisaría de Tecka para poner en conocimiento el robo. Allí comenzó el trabajo de la División de Investigaciones de Esquel que dio curso a la investigación.

Horas más tarde, se logró identificar el rodado y a las personas involucradas en el hecho con una serie de sorpresas que se fueron sumando. El equipo de investigaciones que conduce el Comisario Pablo Carrizo avanzó con allanamientos en dos inmuebles avalados por el Fiscal González y ordenados por el Juez Colabelli.

El primero fue en el Barrio Baden Uno, donde reside un hombre que tiene un litigio laboral con la mujer y  el segundo fue en un domicilio de la calle Vuelta De Obligado donde vive un individuo que tuvo vinculación con otros hechos resonantes de la ciudad.

En este último lugar es donde la policía encontró el vehículo Sandero blanco pero no hubo novedades de las armas. Ante esta situación se ordenó un rastrillaje en el predio de la misma estancia con resultado positivo.  

Esquel: policías investigaban un robo de armas y dieron con un contacto COVID

La estimación es que  el robo fue abortado por la llegada de la propietaria dado que la mujer dice que no vio a los hombres huir con las armas, con lo cual podrían haberlas dejado ocultas en algún lugar del predio. Finalmente, en el rastrillaje las encontraron entre unos árboles distante a unos metros del casco del establecimiento.

Según informó la policía local, de la investigación surgió que el individuo al que se le secuestró el rodado lo había alquilado a una persona que estaba aislada por ser COVID positivo. Esto obligó a extremar los recaudos a la hora de realizar las diligencias porque se trataba de un contacto estrecho.

El hombre es conocido en el ambiente policial. Hace dos meses atrás la policía le allanaron su casa y le secuestraron un vehículo que estaba vinculado con el robo de la Oficina de Secuestro del Poder Judicial, donde también robaron armas de fuego.

Esquel: policías investigaban un robo de armas y dieron con un contacto COVID

Por otra parte el mismo individuo fue investigado en el marco de la causa del robo contra María Elena Paggi en el año 2013, ya que fue quien aportó datos a los delincuentes de Comodoro Rivadavia sobre el domicilio de la mujer.

Fuente: EQS Notas