RAWSON (ADNSUR) - Un policía de Chubut que tenía prohibido acercarse a un joven al que había golpeado por diferencias personales entre ambos, violó esa condición legal para esta vez dañarle con una cachiporra los vidrios de su Renault Kangoo. Por este motivo se le abrió una tercera causa penal. El efectivo tiene además, en los Tribunales de Trelew, un proceso en su contra por robo.

Se trata de Carlos Emanuel Flores, un policía de la provincia del Chubut, con domicilio en el barrio 3 de abril en Rawson. Al momento de producir los daños, tenía prohibición de acercamiento por haber golpeado a Matías Morales, en un hecho ocurrido en la ciudad de Rawson.

Morales es profesor de música. Utilizando una cachiporra, Flores rompió los vidrios de su auto el 18 de noviembre  pasado. Ocurrió apenas tres días después de haberse resuelto en su contra la prohibición de acercamiento.

Flores tiene entonces tres causas en su contra: lesiones leves (la golpiza que le propinó a Morales), robo (por el delito contra la propiedad que junto a otro individuo protagonizó en Trelew) y desobediencia y daños (al violar la prohibición de acercamiento y dañar el vehículo de éste).

La última imputación se produjo este lunes en una audiencia de apertura de investigación  a pesar de la oposición de su abogada defensora, Janet Davies. El plazo legal es de seis meses, tal como lo pidió la funcionaria de fiscalía Silvana Lagarrigue al juez de garantías Sergio Piñeda.

Carlos Emanuel Flores es empleado policial con domicilio en el barrio 3 de abril en Rawson. Cumple arresto domiciliario por la causa en Trelew vinculada con un delito contra la propiedad en esa ciudad.