Una conductora que trabaja en el Servicio Penitenciario Provincial, en Santa Cruz, impactó contra una grúa estacionada en un barrio de Río Gallegos. La mujer manejaba alcoholizada y su auto fue secuestrado.

El hecho tuvo lugar en el barrio APAP, en la calle Cañadón León al 800, a pocos metros de la Comisaría Tercera. La protagonista fue una mujer de 42 años, que viajaba a bordo de un Volkswagen Bora.

Según se precisó, la policía conducía en estado de ebriedad, no pudo maniobrar y terminó chocando contra la parte trasera de una grúa que estaba estacionada, informó La Opinión Austral.

En el caso intervino el personal de esa seccional e inspectores de Tránsito Municipal. Cuando los agentes arribaron dieron cuenta de los daños.

La mujer dijo no haber tenido lesiones y le realizaron el test de alcoholemia, que arrojó resultados positivos. Las autoridades procedieron a fajar y trasladar el Bora en calidad de secuestrado al Corralón Municipal.