CAPITAL FEDERAL - Un hombre de 27 años, hijo de un violador serial condenado a 40 años de prisión por nueve casos que cometió en 2005, fue denunciado por al menos tres jóvenes abusadas sexualmente bajo la misma modalidad en la localidad bonaerense de Marcos Paz.

En las últimas horas, el Juzgado de Garantías 1 de Mercedes le denegó la eximición de prisión al sospechoso, aunque continuará en libertad porque aún no fue imputado formalmente por la fiscalía que interviene en la investigación.

La abogada de una de las víctimas, Valeria Carreras, indicó que el último caso ocurrió el 25 de diciembre pasado, cuando el sospechoso interceptó a una joven que volvía a su domicilio en horas de la madrugada, la engañó para subir a su vehículo y la llevó a un descampado donde la violó.

Tras el ataque, la joven pudo rastrear el recorrido hasta dónde la había conducido el agresor gracias a una aplicación del teléfono celular y con esa prueba realizó la denuncia.

Para la abogada Carreras, existen pruebas suficientes para pedir la imputación formal del sospechoso por "abuso sexual con acceso carnal", entre ellas, una muestra genética de un preservativo hallado en el lugar del hecho.

Además, la letrada indicó que cuentan con el seguimiento de las cámaras de seguridad municipales y privadas, y de otras denuncias previas contra el mismo hombre.

A su vez, la primera denuncia contra el sospechoso fue realizada en 2018, el mismo año en que su expareja realizó un escrache a través de las redes sociales, acusándolo de ejercer violencia física sobre su persona.

Según expresó la letrada, "a veces un caso aislado de este tipo puede generar demoras en la Justicia, ya que es un delito muy difícil de probar" y que "todavía no está internalizado que la falta de consentimiento constituye un abuso, falta que se comprenda eso".

"Cuando se está en un estado de ebriedad no hay consentimiento posible", agregó la abogada, quien recordó que "todas las víctimas denunciaron que la noche del hecho habían tomado mucho".

Además, la abogada teme que el sospechoso evada la Justicia "y se repita la historia de su padre que se dio a la fuga cuando le dieron el beneficio de salidas transitorias".

Fuentes judiciales informaron a Télam que el mismo sospechoso está denunciado en tres causas penales que sustancia personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Mercedes, aunque en ninguna está formalmente imputado ya que resta producir más prueba.

Los mismos voceros señalaron que entre las diligencias realizadas se tomaron una serie de testimonios y se enviaron a analizar muestras de sangre.

"Con el último hecho las otras víctimas se animaron y comenzaron a colaborar con la investigación y en estos últimos días se hicieron un montón de medidas, muchas testimoniales y toma de muestras para hacer cotejo de ADN", precisó un vocero encargado de la pesquisa.

Dado que el expediente aún continúa en el Juzgado de Garantías, la UFI 2 aguardaba que regresara para analizar las medidas que fueron producidas en los últimos 15 días para tomar una decisión sobre si adopta algún temperamento para con el sospechoso.

"No está imputado porque no se pidió ninguna medida coercitiva, no quiere decir que no pueda llegar a estarlo, tenemos que analizar todas las pruebas y así poder tomar una decisión", aseguró la fuente y agregó: "Hay muchos de los testimonios que se fueron colectando ahora que marcan otros nuevos hechos".

Por otra parte, la abogada Carreras añadió que las chicas abusadas están siendo contenidas por el centro de Atención a la Victima dependiente de la Municipalidad de Marcos Paz.

El joven investigado es hijo de un contador que fue condenado en 2009 a 40 años de cárcel por nueve violaciones cometidas durante 2005 en la zona oeste del conurbano, con víctimas que tenían entre 17 y 23 años.

El hombre había sido beneficiado con salidas transitorias y el 17 de agosto de 2013 escapó tras visitar a su madre, luego de aprovechar un descuido de los penitenciarios que lo trasladaron, hasta que finalmente fue recapturado en Bolivia a fines de 2018.

Fuente: Télam