TRELEW - Los expolicías Nahuel Ezequiel Bidera, Javier Bertini Williams y Desireé Celeste Barragán, al igual que a Carlos María Arévalo y Eduardo Bertini Rivas, padre de Javier;  fueron condenaron este miércoles al mediodía a tres años de prisión en suspenso.

Según indica Radio 3, los imputados admitieron sus responsabilidades en delitos de asociación ilícita en concurso real con estafas, encubrimiento y amenazas; se pusieron de acuerdo fiscalía y defensa, y en un proceso que realmente fue maratónico terminaron condenados a 3 años de prisión en suspenso.

Los condenados recuperaron la libertad y de verse involucrado en algún otro delito deberán cumplir esta sentencia, más la que se agregue por el nuevo hecho cometido.

Los expolicías habían sido echados de la fuerza un mes antes que la Justicia dispusiera sus detenciones; en medio de una sucesión de allanamientos que se hicieron en Trelew, Rawson y playa Unión para mediados de mayo. Desde ese momento junto al tío de Bidera, Carlos María Arévalo, quedaron detenidos. Faltaba ubicar a otro integrante de la banda, el padre de Bertini, pero terminó entregándose días después.

Todos –según la investigación— se vieron involucrados en una sucesión de robos de vehículos y estafas que hubo en la zona del valle y también en la cordillera.

Fuente: Radio 3