CAPITAL FEDERAL - El joven acusado de haber herido a puñaladas a dos bailarinas en una escuela de danzas del barrio porteño de Palermo, Sebastián Damián Villareal, será remitido a una institución neuropsiquiátrica para ser diagnosticado y tratado hasta que no constituya un peligro para sí o para terceros, según informaron fuentes judiciales este miércoles. "Estaba obsesionado conmigo", dijo Julieta Antón tras el ataque en la escuela de danza.


La orden de internación se basó en el peritaje de una psiquiatra legista que consideró que el acusado refiere padecer “alucinaciones auditivas” y “visuales”, de las cuales “se defiende rezando, respirando y bailando”.

"Quiero volver a casa y pedirle perdón a Juli", dijo Villarreal ante los peritos. Los expertos detectaron etapas de "enamoramiento y desilusión" de Villarreal hacia su víctima, según publicó Telefe Noticias.