RÍO GALLEGOS - El 14 de julio del año pasado, un incendio accidental producto de una falla eléctrica provocó importantes pérdidas materiales en la casa de un conocido médico de Río Gallegos y, debido a la inhalación de monóxido de carbono, él debió ser internado. Se trataba del doctor Osvaldo Neme, un médico cirujano de Río Gallegos, quien finalmente murió por coronavirus el 27 de agosto. En las últimas horas dos delincuentes entraron a robar en la vivienda. 

Neme había estado “en coma neurológico, con ventilación mecánica asistida, con compromiso de las vías respiratorias y excoriaciones a nivel de rostro y abdomen”, según informó en su momento el Ministerio de Salud provincial.

La casa se encuentra sobre el pasaje Marambio, a metros de la sede local de Gendarmería y las pérdidas por el fuego fueron totales.

Según detalla La Opinión Austral, hace un tiempo los familiares de Neme decidieron reparar la estructura para que vuelva a ser habitable pero, en la madrugada de anteayer, fueron víctimas de la inseguridad, cuando dos hombres entraron a robar a lo que queda de la vivienda. 

Cerca de la una de la madrugada del jueves, el Centro de Monitoreo de Río Gallegos advirtió movimientos sospechosos en inmediaciones de la casa y un patrullero del Comando Radioélectrico fue a chequear al lugar. 

Allí encontraron a un joven de 25 años en el sector del quincho de la casa, quien escapó a bordo de un utilitario, pero lo atraparon en el barrio Gaucho Rivero

Un cómplice lo esperaba en una Renault Kangoo, quien al ver a los policías se fugó. La huida duró un poco menos de media hora. El auto fue interceptado por el personal de la Comisaría Quinta en la esquina de las calles José Ingenieros y Capitán Giachino.

El conductor -un hombre de 33 años- fue detenido y trasladado a la Seccional Primera junto al otro ladrón.

La jueza dispuso que, cumplidos los plazos legales, los hombres recuperen su libertad bajo caución juratoria. Ordenó que le secuestren el auto en el que se movilizaban.

Dentro del vehículo, la Policía había encontrado las herramientas que utilizaban los obreros para levantar la casa. 

Fuente: La Opinión Austral