Un hombre de 56 años fue detenido este lunes en la ciudad santafesina de San José del Rincón luego de protagonizar un extraño episodio: confesó que asesinó a un vecino luego de encontrarlo robando en su casa. Después de matarlo, enterró el cadáver en el patio.

El crimen ocurrió en una precaria vivienda ubicada en Vicente Zarza y el terraplén de barrio Los Espinillos. El sospechoso, identificado con las iniciales R.E., fue detenido por la policía tras llamar al 911 y reconocer que había matado a un hombre con el que había compartido bebidas.

Fuentes policiales señalaron que el acusado, que realizaba changas de albañilería y los fines de semana cocinaba pan y empanadas para vender, el domingo por la tarde había estado tomando vino con la víctima, a quien sorprendió robándole el producto de las ventas del día.

Según el testimonio de la hija del detenido, el hombre se fue de su casa para hacer un mandado y cuando regresó sorprendió al vecino robándole.

En continuidad de esa versión, los hombres comenzaron a pelear y el trabajador recibió una herida en la cabeza y en los brazos, hasta que asesinó a la víctima con un cuchillo. Más adelante, llevó el cuerpo al fondo de su terreno y lo enterró, al parecer para evitar que lo vea un nieto que residía en la misma casa.

No obstante, en horas de la madrugada, dio aviso a la policía para confesar lo sucedido.El cadáver fue retirado con la colaboración de los Bomberos Zapadores, en tanto el imputado fue alojado en la comisaría 14 de San José del Rincón.

Un fiscal ordenó pericias en la vivienda, la identificación del cadáver y la realización de la correspondiente autopsia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!