Este miércoles después del mediodía el encargado de la escombrera municipal encontró un feto humano envuelto un toallón. Inmediatamente dio aviso a la policía, quieres realizaron las pericias en el lugar.

El macabro hallazgo fue realizado en la única bifurcación que existe en el lugar, indicaron fuentes policiales. 

Según detallan, al encargado le llamó la atención un toallón rosado con enormes manchas de sangre, por lo cual se acerca y lo desenvuelve, encontrando en su interior un feto humano de 20 cm de largo.

Inmediatamente, el hombre llama a la Policía, quien al llegar al lugar y constatar el hallazgo da intervención al Ministerio Público Fiscal.

Luego de que un médico extendiera el certificado de defunción y se realizaran las pericias policiales de rigor, se trasladó al feto y al toallón a la morgue judicial.