BUENOS AIRES (ADNSUR) -  Fue un recolector de residuos quien encontró al bebé cuando apilaba bolsas de basura a la espera de que pase el camión. El pequeño se encuentra delicado. 

Ocurrió este jueves por la mañana, alrededor de las seis, cuando  Lautaro Tabares, recolector de residuos, estaba apilando bolsas de basura en una esquina de Villa Caraza, localidad de la Provincia de Buenos Aires.

El hombre sintió un ruido y algo que se movía  entre las bolsas de basura. Su primera reacción fue pensar que había un gato; sin embargo, la sorpresa sería grande cuando al abrir una bolsa se encontró con la mano diminuta de un bebé.

 El pequeño, de alrededor de unas 8 de horas de vida,  fue trasladado de urgencia al Hospital Evita y su estado es delicado por la severa hipotermia que sufrió. 

"Lo arropamos para darle calor. Estaba helado, pobrecito. Mis padres llamaron a la Policía, pero nunca llegaron. Ellos mismos lo llevaron a la salita que está en Chubut y Don Orione en (Villa) Caraza, pero tampoco tenía ni una manta, nada", relató según publica La Opinión Austral.

 Ahora, el trabajador junto a sus padres se  encuentran juntando ropas y elementos para el pequeño que bautizaron "Tomás".