Este viernes por la mañana encontraron muertos a dos jóvenes con disparos en la cabeza al costado de la ruta. Ocurrió en Rosario. Las víctimas estaban tiradas en el suelo junto a un automóvil, en un camino rural.

Fuentes policiales confirmaron que los dos jóvenes tenían disparos en la cabeza y había vainas servidas en el lugar. Uno de ellos tenía 22 años  trabajaba como pintor y el último contacto lo tuvo con su tía en la noche del jueves. Un hombre que vive cerca de allí dijo que escuchó disparos "a eso de las 11 de la noche"

Ocurrió entre Uriburu y Las Palmeras. Los cadáveres tenían disparos en la cabeza, y la escena reunía rasgos de homicidios de tipo mafioso y fueron hallados a las 7 de la mañana en la zona del parque industrial de Pérez junto a un Volkswagen Suran que tenía las puertas abiertas. 

El padre de una de las víctimas aseguró que lo último que supo del joven fue que estuvo en la casa de su tía "a las 9 y 20 de la noche". Luego intentó comunicarse con su hijo, pero no lo logró. Y finalmente el teléfono fue apagado. 

Un testigo dijo que escuchó los disparos "a eso de las 11 de la noche", que se asomó y que vio "a ese auto con las puertas abiertas, pero pensé que era alguien que se había quedado porque se le había roto" el vehículo. Y afirmó que  "No llamo a la policía porque acá se escuchan tiros todas las noches, esto es una boca de lobo". 

Ya interino el fiscal de Homicidios Dolosos Alejandro Ferlazzo, quien ordenó medidas investigativas al gabinete criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), informó Rosario 3.