MISIONES - El 25 de diciembre, en plena Navidad, la provincia de Misiones quedó en shock por la muerte de Paula Gímenez, más conocida como Gemma o Chini en el ambiente del rap y hip hop. Si bien en un principio la hipótesis más fuerte apuntaba al suicidio de la joven de 21 años, con el avance de la investigación salieron a la luz unos posteos que había hecho en sus redes sociales días antes de su muerte en los que afirmaba que “tenía miedo” y que “sabía que algo le podía pasar”. La causa fue caratulada como “muerte dudosa” y detuvieron a su exnovio.

Las pericias a los celulares de Gemma y de su pareja serán una pieza clave para reconstruir las últimas horas de la joven artista. En tanto, su círculo íntimo sostuvo que el chico de 21 años con el que la víctima había tenido una relación la había amenazado en reiteradas oportunidades y puso en duda que ella se hubiera quitado la vida.

Gemma on Twitter

De acuerdo a los testimonios, Paula había estado en una reunión y habría llegado a su casa en Posadas alrededor de las 4.30 del viernes junto a su ex, quien se fue solo del lugar unas tres horas después. Unos minutos después de haberse ido, el joven llamó por teléfono a un amigo en común que vivía frente al domicilio de la rapera y le pidió que fuera a ver si ella se encontraba bien.

Cuando el vecino se acercó al lugar la joven ya estaba muerta, con un cable alrededor de su cuello. Más tarde la autopsia determinó que la muerte fue a causa de “asfixia por ahorcamiento”, aunque no trascendió cuánto tiempo llevaba en ese estado al ser encontrada.

En tanto, la expareja de la música fue detenido por averiguación de antecedentes y para tomarle declaración indagatoria. Según su testimonio, hacía seis meses que ya no estaba en pareja con Paula y el viernes, cuando se fue de su casa, ella le había mandado mensajes en los que le pedía que volviera “o se haría daño”.

Como prueba el joven mostró una serie de fotos, que ella le habría mandado esa noche. En una se veía un cuchillo y la otra imagen mostraba un cable eléctrico formando la figura de una horca. Fue al recibir estos mensajes que el joven se habría comunicado con su amigo para pedirle que fuera a verla y cuando este lo hizo la encontró muerta. La investigación recayó en el Juzgado de Instrucción número 3, a cargo de Fernando Verón.