SANTIAGO DEL ESTERO - La causa del robo de más de 3.500 cabezas de ganado que se investiga en Santiago del Estero, además de involucrar a Luis Magliano -un conocido empresario ganadero que fue presidente de la Sociedad Rural de Jesús María- alcanzó al ex gobernador de Tucumán, José Alperovich.

Este lunes se informó que 200 de esas vacas fueron encontradas en uno de los campos del senador nacional actualmente bajo licencia luego de ser denunciado por abuso sexual.

Según fuentes periodísticas, las cabezas de ganado fueron encontradas en un allanamiento que ordenó la Justicia provincial en el marco de la causa contra Magliano en el campo “La Galesa”, en la localidad santiagueña de Pozo Hondo, que pertenece al ex gobernador y adonde los ejemplares habrían sido destinados para engorde.

Aún no está claro el rol de Alperovich en el caso: incluso desde su entorno habría trascendido que él es también una víctima de Magliano, a quien le habría entregado varios miles de cabezas de ganado en venta o consignación.

El 31 de marzo pasado, Migliano se entregó en el Centro Único de Detenidos de Santiago del Estero. La investigación la lleva adelante la fiscal Victoria Sottini, quien ordenó el allanamiento al campo de Alperovich y pidió otros en diferentes jurisdicciones.

Se trata de una compleja trama judicial que además de la increíble cantidad de ganado denunciado como robado –uno de los casos de abigeato más importantes de las últimas décadas– incluye a varias provincias, a un empresario conocido sospechado de hurto y estafa, a importantes empresas del sector que son las denunciantes y ahora a un importante político.

La causa

El caso comenzó a desarrollarse en los primeros días de este año, cuando las empresas Haciendas San Eugenio, El Tránsito y El 38 hicieron una denuncia por la desaparición de 3.500 cabezas de ganado que fueron trasladadas desde las provincias de Formosa, Chaco y Corrientes hacia Santiago del Estero, donde la empresa Oleos del Centro (ODC), cuyo titular es Magliano, tiene el negocio de feedlot.

Haciendas San Eugenio señaló que el hecho que se denunció ante la Justicia “se trata de una maniobra empresaria de carácter delictivo organizada y planificada en la pandemia para causar un daño económico relevante a nuestras sociedades ganaderas que siempre actuaron de buena fe y cuya hacienda ha desaparecido de los corrales donde debería encontrarse en el proceso de engorde”.

“La empresa inició una investigación privada de amplios alcances, con el objetivo de establecer cómo fue realizada la maniobra, identificar las personas que participaron, y el destino final de los animales. Nos preguntamos si después de este caso de desaparición de 3.500 vacas, algún ciudadano de este país o del exterior esté pensando en radicar sus capitales en Santiago del Estero”, dijo días atrás el representante legal de la firma, Hernán González.

“No se trata sólo de un daño económico al patrimonio de la compañía, sino que se está perjudicando la reputación de los poderes públicos de Santiago del Estero y de sus responsables, como así también la credibilidad del modelo de negocio del feedlot”, agregó.

Expulsado

Días atrás, la actual Comisión Directiva de la Sociedad Rural de Jesús María, que encabeza Pablo Martínez, aprobó por unanimidad dar de baja como socio activo a la empresa Oleos del Centro y a Magliano, quien estaba detenido en Santiago del Estero.

Según pudo saber Infobae, en la decisión se aplicó el artículo 6° del Estatuto de la Sociedad Rural de Jesús María, donde se señala que se retiraría la membresía en aquella situación cuya conducta sea perjudicial o indecorosa para la entidad.