Este martes, la policía de Río Gallegos encontró en uno de los allanamientos realizados un elemento que tenía manchas de sangre, pertenecientes al joven futbolista de 15 años agredido el último domingo por una patota.

Se trata Marcos Bórquez, jugador de las inferiores de Boca de Río Gallegos, quien afortunadamente se encuentra evolucionando lentamente -en las próximas horas sería pasado a sala común-. 

Tras ser atacado por un grupo de jóvenes, quienes lo agredieron con patadas y trompadas -según testigos-, personal policial realizó pericias en las inmediaciones de su vivienda.

Encontraron el fierro con el que atacaron al joven de 15 años en Santa Cruz

En los allanamiento se secuestraron piedras y el fierro con manchas de sangre que habrían utilizado para pegarle y hacerle el traumatismo de cráneo, entre otros elementos de interés para la causa que tiene en sus manos el juez penal juvenil Fernando Zanetta.

En este marco, cuatro de los agresores fueron localizados por el personal de la Comisaría Primera, dependencia policial que se encuentra a cargo de las averiguaciones.

Mientras que uno de los menores involucrados se presentó en la comisaría a fijar domicilio junto a su padre. Así lo informó La Opinión Austral.