SANTIAGO DEL ESTERO (ADNSUR) - Un hombre que recolectaba plásticos en un basural de Santiago Del Estero halló el cuerpo sin vida de un bebé recién nacido a la vera de la ruta 21, distante 5 kilómetros de la ciudad de Añatuya.

Hasta el lugar llegó personal de la División Criminalística, quienes constataron que el cadáver se encontraba dentro de una caja, envuelto en trapos y una bolsa de harina. Sospechan que habría sido arrojado por un camión recolector de residuos entre las 7 y 8 del martes.

Fuentes policiales indicaron que los informes preliminares de la autopsia indicaron que que el nene nació hace unos cinco días y que murió por asfixia. Además trascendió que el pequeño tenía síndrome de Down.

La Fiscalía se encuentra en la búsqueda de mujeres que hayan dado a luz recientemente en diferentes barrios que recorrió el camión de residuos, y  que habría trasladado la caja con el cuerpo.

La causa quedó caratulada como "homicidio calificado por el vínculo", que prevé una pena de prisión perpetua, así lo informó Telefe Noticias.