ROSARIO - De acuerdo con los primeros análisis, la data de muerte de ambas personas oscilaba entre “12 y las 24 horas”, señaló uno de los investigadores que aún trabajaban en el lugar.

El fiscal que investiga el hecho, Patricio Saldutti, explicó que “en principio serían dos masculinos de entre 30 y 40 años de edad”, datos que iban a ser corroborados por estudios forenses.

El martes a la tarde, la Policía informó el hallazgo “de un torso completo al borde del arroyo Saladillo”, de la margen de la localidad de Villa Gobernador Gálvez, lindera con Rosario, “en cercanías del frigorífico Sugarosa”.

El operativo montado en la zona sur por el hallazgo de los restos de dos hombres en volquetes. (Alan Monzón/Rosario3)
El operativo montado en la zona sur por el hallazgo de los restos de dos hombres en volquetes. (Alan Monzón/Rosario3)

“Las características de lo hallado coinciden con las de los otros restos encontrados por la mañana en cuanto a posible data de fallecimiento y envoltorios”, precisó el Ministerio Público e la Acusación (MPA).

En los primeros pasos de la investigación no se había determinado el móvil de los crímenes y el Ministerio Público de la Acusación trabajaba en la búsqueda de pedidos de paradero para intentar identificar a las víctimas.

El primer hallazgo “fuera de lo común”, como lo calificó el fiscal Saldutti, se produjo el martes a la mañana alrededor de las 8.30 cuando un reciclador urbano levantó de un contenedor ubicado en Lituania al 5600 de Rosario una bolsa pesada en la que, al abrirla, encontró la cabeza de un hombre.

Encontraron dos cuerpos descuartizados en tres volquetes

Inmediatamente alertó a los vecinos, quienes se comunicaron con el teléfono de emergencias policiales 911, por lo que minutos más tarde se hizo presente el fiscal y confirmó que eran restos humanos y que pertenecían a dos hombres “de entre 30 y 40 años de edad”.

De acuerdo a un primer análisis realizado por los forenses, la data de muerte podría ser de entre 12 y 24 horas antes del hallazgo. En ese volquete la policía encontró una cabeza, un brazo izquierdo y otro derecho, precisaron fuentes de la fuerza de seguridad.

Además, el fiscal agregó que los cortes que presentan los restos “serían bastante prolijos” aunque no se pudo determinar con qué herramienta se efectuaron, y ordenó revisar los contendedores de la zona.

Un rato más tarde, un joven encontró en otro contenedor ubicado a cinco cuadras del primero, en Anchorena y Pirani, “dos piernas y otro trozo que está empaquetado y que no se pudo abrir y que podría ser un brazo o un torso”, dijo el fiscal.

Mientras analizaba el nuevo hallazgo, el funcionario recibió un llamado a su teléfono móvil sobre un tercer contenedor con restos humanos a seis cuadras de allí, en Anchorena y Castro Barros.

La Policía encontró envuelto del mismo modo que los anteriores una pierna izquierda, una pierna derecha y otro brazo, “aunque no se pudo determinar si es izquierdo o derecho”, sostuvo el fiscal.

Los restos fueron enviados a la morgue local para establecer las identidades de las víctimas mediante análisis genéticos y de piezas dentales, mientras la Policía revelaba las cámaras de seguridad de la zona.

Un vocero cercano a los investigadores indicó que tenían “muchas horas de filmaciones” de cámaras de seguridad de la zona para analizar.

Sin embargo, uno de los datos sobre los que trabajaban los investigadores es que los cuerpos descuartizados fueron arrojados en los contenedores luego de las 7.30, hora en la que pasó el servicio de recolección.

En los tres contenedores los restos humanos están en la parte superior del contendedor, han sido tirados recientemente”, señaló Saldutti en declaraciones realizadas desde el lugar del hallazgo.

Si bien no tenía hipótesis sobre los crímenes, atento a que “es todo muy preliminar”, el fiscal indicó que “evidentemente un hecho improvisado no es” porque los restos fueron envueltos prolijamente en film y luego embolsados.

Además, indicó que “el médico policial dice que los cortes son prolijos, no sabe con qué herramienta”.