El cadáver de un jubilado apareció en un tanque de agua y la familia sospecha que lo mató su hijo. José Loreto Ibarra estaba desaparecido desde el lunes. Un vecino reportó olores nauseabundos y pudieron hallar el cuerpo.

La policía, tras el llamado encontró el cuerpo del hombre envuelto en una bolsa en el interior de un tanque abandonado a orillas de la tosquera de González Catán.

Se trata de un jubilado de 66 años que estaba desaparecido desde el lunes, según radicó en la denuncia su hija. Fuentes policiales confirmaron que fue asesinado a puñaladas.

En medio de la investigación, un llamado al 911 reportó fuertes olores en la zona cercana al espejo de agua de una tosquera ubicada en el límite de las localidades de Virrey del Pino y González Catán.  Y finalmente hallaron el cuerpo.

Encontraron a un hombre muerto en un tanque de agua: “Su hijo lo mató para quedarse con su jubilación”

El hombre estaba en vuelto en una bolsa y en el interior de tambor metálico que estaba al costado de un tanque de agua.

“Tenía agua hasta las rodillas y estaba en un avanzado estado de descomposición”, explicó un vocero judicial a Télam. El fiscal ordenó su autopsia y en las últimas horas se confirmó que Ibarra fue asesinado

Familiares de la víctima convocaron a una marcha en reclamo de justicia y pidieron la detención de uno de los hijos del jubilado.

Con una foto de su hermano, Alejandra denunció que el joven se fugó el lunes en que desapareció su padre. En ese sentido, cree que “lo mató para quedarse con su jubilación”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!