COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Un hombre se salvó de morir intoxicado con monóxido de carbono, luego de que su sobrina diera aviso a la policía  de que había perdido contacto con él durante el fin de semana.

En la tarde del domingo, una joven de 30 años se presentó en la Comisaría Segunda para denunciar que desde las 21 horas del sábado no tenía noticias de su tío de 42 años, quien se encontraba cuidando la casa de un familiar en el barrio Pietrobelli.

Según pudo saber ADNSUR, la mujer había intentado contactarse por teléfono sin éxito, por lo que personal policial se dirigió a la vivienda ubicada en la calle Viamonte, en un inquilinato, adonde pudieron acceder luego de que el dueño del lugar abriera la puerta de ingreso.

Al ingresar, de inmediato se constató un fuerte olor a gas proveniente de la cocina, por lo que se procedió a cerrar las hornallas de la cocina que se encontraban abiertas.

Una vez que subieron al primer piso, encontraron al hombre recostado sobre la cama en posición decúbito dorsal, quien presentaba restos de fluidos en boca y pecho, mirada perdida y pulso débil, por lo que se solicitó la asistencia de una ambulancia.El personal médico le colocó  oxígeno y luego lo trasladaron de urgencia al Hospital Regional, para ser asistido.