ESQUEL (ADNSUR) - En la tarde del viernes, cerca de las 14:00, el puestero de un campo ubicado a 10 kilómetros de la zona de Lepá apareció en un predio vecino. Llevaba las manos atadas y tenía varias marcas de golpes.

El peón, explicó que el jueves a la noche, dos sujetos encapuchados lo habían maniatado y golpeado con un rastrillo para robarle. Recién el viernes logró saltar por la ventana e ir a pedir ayuda. Cuando llegó, continuaba con las manos atadas.

Del interior de la vivienda, le robaron 4000 pesos, un celular y una campera. En el incidente, el hombre reconoció a uno de los asaltantes: se trata de un delincuente local reincidente.

Encapuchados lo golpearon y le robaron: llegó con las manos atadas a un campo para pedir ayuda.Encapuchados lo golpearon y le robaron: llegó con las manos atadas a un campo para pedir ayuda.
Encapuchados lo golpearon y le robaron: llegó con las manos atadas a un campo para pedir ayuda.

Intervino la fiscalía y solicitó el allanamiento y la detención. En los tres allanamientos, detuvieron a dos personas. Trabajó personal de Gualjaina, la Brigada de Investigaciones e Infantería. También intervino MPF Esquel, informó Red 43.