COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En los primeros minutos de esta madrugada personal policial de la Comisaría de Camarones encontró al menor de 13 años que había escapado de su casa tras una pelea con su padrastro.

F.A.Q estaba escondido debajo de una cama en "El Viejo Hotel", que se encuentra cerrado por la pandemia. 

Según informaron fuentes oficiales, el niño ingresó al recinto, que se encuentra cerca de su casa, por un ventiluz, y fue encontrado por el encargado del hotel quien observó que en el interior había luces prendidas. 

Al revisar habitación por habitación el hombre encontró al pequeño, quien estaba en buen estado de salud. 

Algo que llamó la atención a la policía, es que previo al hallazgo, el cuidador del hotel buscaba al niño acompañado por otro vecino que se dedica a la rabdomancia. Este había improvisado un croquis del domicilio y los alrededores, y utilizando un péndulo aseguró que el niño estaba cerca de su casa, lo que finalmente ocurrió. 

Preventivamente ante el hallazgo se le dio intervención al personal de salud, siendo trasladado en compañía de su madre al hospital rural. 

El pequeño será entrevistado por el equipo de psicólogos del hospital y derecho de la niñez para tener un seguimiento.