ESQUEL (ADNSUR) - Un hombre de Esquel fue demorado este martes por la tarde en un control realizado por personal de la Agencia Provincial de Seguridad Vial y Gendarmería Nacional en la portada de acceso a la ciudad.

El conductor del Volkswagen Fox fue desviado a un costado del camino y le realizaron el test de alcoholemia, constatando que circulaba con un alto estado de ebriedad, superando incluso los límites del alcoholímetro.

El jueves pasado, hace apenas 5 días, esta misma persona había sido retenida a la altura del aeropuerto de Esquel. En esa oportunidad, no solo dio positivo en el test sino que arrojó la medición máxima. Le secuestraron la licencia de conducir y la Toyota Hilux que conducía.

Según informó Red43, se agrava la situación del conductor, ya que volvió a reincidir en la alcoholemia positiva y esta vez sin licencia.