CÓRDOBA (ADNSUR) - En los últimos cinco días Córdoba tuvo tres femicidios que conmovieron a su comunidad. El 10 de febrero, Patricia Gabriela Giménez fue asesinada en barrio La France por su esposo Alberto Bolomo, quien ya registraba un intento de asesinato contra la mujer en noviembre de 2005. Cuatro días después, fue asesinada por su novio Beatriz Gallardo –madre de ocho hijos– en su casa de San Carlos Minas. Y durante la noche del viernes una mujer de 26 años y madre de dos pequeños fue asesinada a puñaladas. Por el crimen, detuvieron a su expareja. El hombre tenía antecedentes y una orden de restricción impuesta a principios de febrero.

Anahí Melisa Luna (26) habría llegado al departamento rentado por su ex, en Santa María de Oro al 750 de La Falda. Según fuentes policiales, tras unos minutos de tranquilidad, los gritos de auxilio de Luna habrían alertado a la dueña del lugar, quien llamó a la Policía y luego atestiguó que vio salir al hombre, completamente ensangrentado.

Con sangre en su ropa y en su rostro, y un corte en una de sus manos, Carranza fue detenido cerca del lugar del homicidio y alojado en una alcaidía de esa localidad del departamento de Punilla, a la espera de ser trasladado a Bouwer o a Cruz del Eje.

“El hombre ya está imputado por homicidio agravado por el vínculo. Estamos hablando de un femicidio, que se puede agravar por ensañamiento, pero estamos esperando la autopsia. Esperamos las conclusiones de las pruebas científicas y los testimonios, aunque está comprobado que hubo una discusión muy fuerte y no habría participado una tercera persona”, informó a La Voz el fiscal subrogante Raúl Ramírez.

En el departamento de barrio Alto del Gigante, los agentes se encontraron con el cuerpo de Luna, que presentaba cortes en el cuello y en el tórax. Pese a que se pidió la asistencia de una ambulancia, no lograron salvarla. A los pocos metros, en el baño, estaba la beba de 2 meses, sola y sin signos de violencia. Además, la pareja tenía otra hija.