Emiliano Messa tenía dos años y fue asesinado a golpes. El martes 21 de diciembre ingresó al Hospital Pasteur de la ciudad de Villa María, en Córdoba, por un supuesto “accidente doméstico”. Los médicos sospecharon de esa versión porque el nene estaba con convulsiones y tenía una lesión cerebral grave.

Finalmente los médicos pudieron constatar que el pequeño tenía muerte cerebral. Días después murió días después en el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad, adonde había sido derivado.

Ana Yael Piedra, su mamá de 28 años, y su novio Jonathan Marcelo Fernández, fueron detenidos e imputados por las lesiones de Emiliano. Ahora, y serían acusados por homicidio agravado por el vínculo, en un caso sumamente similar al de Lucio Dupuy, el menor asesinado supuestamente por su madre y la pareja.

Horas después de que el nene ingresara al hospital, un familiar radicó una denuncia por maltratos en la Unidad Judicial de Villa María, lo que dio inicio a una investigación.

Emiliano tenía 2 años y fue asesinado a golpes: su mamá y su padrastro están detenidos

Ya se recibió el resultado de la autopsia que confirma que Emiliano murió por un traumatismo encéfalo-craneano severo, un brutal golpe en la cabeza. También, se constataron 14 lesiones como equimosis y hematomas, producto de violentos sacudones en sus brazos y cabeza, algo que llevó al síndrome del niño sacudido.

El fiscal del caso pidió la detención de la madre y el padrastro, a los que les imputó en principio el delito de lesiones graves. Ese mismo miércoles, personal del Ministerio Público Fiscal de Córdoba y efectivos de la Policía Científica allanaron la casa donde vivía el niño, sobre la calle Colombia al 900 en barrio Roque Sáenz Peña de la ciudad de Villa Nueva, y secuestraron elementos de interés para la causa, señaló Infobae. 

La madre y la pareja siguen detenidos en la cárcel de Bouwer, imputados por homicidio calificado: serán indagados en la primera semana de febrero.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!