Dos integrantes de la Contaduría General de Chubut revelaron que los acusados por corrupción durante el temporal que azotó a Comodoro durante marzo y abril de 2017 comenzaron a facturar en el marco de la Emergencia Climática “antes que comenzara a llover”.

Dos testimonios fundamentales en el juicio que se realiza en unos de los salones de la Casa de Retiros Espirituales en Rawson, fueron los de los contadores Gervasio Flores y Mario César Owen, integrantes de la Contaduría General de la Provincial. 

El contador Owen, durante cuatro horas, repasó distintos expedientes. Uno de ellos fue el de Marta Fracasso, titular del comercio Blanquería Matices. A preguntas de la Fiscalía, Owen corroboró que la primera factura donde la regalería le vende 180 colchones al Estado está fechada a 28 de marzo. Y se le hizo leer el decreto y señaló que fue dictado el día 30 por la lluvia del 29.

“El testigo da un dato clave. Fundamentalmente lo que dice es que un día antes que llueva y dos antes que se decrete la Emergencia Climática, ya todos compraban en el marco de la Emergencia”, explicó el fiscal Williams.