Era socia de Carolina Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz, el exsecretario privado de Néstor Kirchner.

Elizabeth Municoy, la primera mujer detenida por los cuadernos de las coimas

BUENOS AIRES (ADNSUR) – La Justicia sigue avanzando en la causa de los cuadernos de las coimas y detuvo a la primera mujer implicada en el caso: Elizabeth Municoy.

La mujer era socia de Carolina Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz, el exsecretario privado de Néstor Kirchner señalado como su valijero, a quien también le pesa una orden de captura del juez federal Claudio Bonadio. Fue detenida en un domicilio de la calle Paunero al 1900, Mar del Plata. Se especializaba en el desarrollo de negocios inmobiliarios en Miami.

La Justicia sospecha que la fortuna que construyó Muñoz es parte de la trama de pagos ilegales de los cuadernos de las coimas. El junto a su esposa crearon firmas inmobiliarias, petroleras y de servicios financiero y operaron con una sociedad offshore en las Islas Vírgenes Británicas.

El entonces secretario de Kirchner -que murió en mayo de 2016- es uno de los personajes con más protagonismo en los cuadernos que escribió Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta. Según ese relato, Muñoz recibía los bolsos con dinero de los empresarios en el departamento de los Kirchner en Recoleta.

Muñoz también era el encargado de la logística para trasladar los bolsos que supuestamente llevaban dinero rumbo a Santa Cruz en los aviones oficiales que aterrizaban en Río Gallegos sin controles oficiales, según indicaron distintos testigos en la causa.

La orden de detención de Bonadio se extendió también a Elizabeth Municoy, Sergio Todisco - detenido en la madrugada del domingo- , Carlos Gellert, Perla Puente Resendez y pidió la captura internacional de Carlos Temístocles Cortez (estos últimos tres con pedido de captura internacional), todos sospechosos de ser testaferros del dinero de Muñoz.

La Policía Federal allanó la mansión de Pochetti en el barrio de Saavedra, pero no la encontró. Hasta el momento, la viuda de Muñoz y el resto de los imputados no habían sido detenidos.