Desde este lunes en la madrugada, Santiago “Chano” Charpentier, se encuentra internado tras haber recibido un balazo en el abdomen en circunstancias que aún se tratan de esclarecer. En una primera versión de los hechos, se comunicó que el artista atacó a un policía con un cuchillo tras agredir a su madre, motivo por el cual le dispararon y posteriormente fue trasladado, operado y permanece en terapia intensiva.

Sin embargo, la madre del músico envió un mensaje que desmiente la versión policial y se conoció un llamado del músico al 911. Marina Charpentier afirmó que el cantante “solo se lastimaba a sí mismo” y que “había enfermeros y policías, todos contra un adicto en consumo”.

Esta tarde se dio a conocer el resultado del examen toxicológico del músico. Según el análisis, el músico dio positivo a sustancias como marihuana y cocaína. Este informe detalla que el estado del artista es muy crítico, y que la pronta llegada de la ambulancia fue clave. Además, se señala que el paciente no estuvo hipotenso ni en estado de shock.

En cuanto al resultado de marihuana en su organismo, el examen de orina tiene un resultado positivo si la cantidad de THC en la muestra es mayor de 50 nanogramos por mililitro (ng/ml). Para este análisis, se requiere una muestra de orina y se debe recolectar la muestra delante de un integrante del personal médico o un técnico de laboratorio. La droga puede absorberse por varias vías, alcanzando concentraciones sanguíneas casi inmediatas y las concentraciones máximas en pocos minutos o en una hora, según la vía.

En cambio, la cocaína tiene una semivida en la sangre de entre 40 y 90 minutos, según los estudios, de forma que desaparece de esta en pocas horas, aunque puede detectarse en la orina durante 24 horas.

El estado de salud del ex Tan Biónica es critico, ya que está intubado y le extirparon el bazo, un riñón y parte del páncreas. Todo esto se desencadenó cuando Chano, en medio de un brote psicótico producto de estupefacientes, recibió una herida de bala tras un enfrentamiento con un policía a quien quiso herir con una cuchilla.

Su madre, quien llamó a la policía cuando la situación se tornó incontrolable, aseguró que su hijo no atacó a los efectivos: “Sufrió un cuadro de excitación psicomotriz. Es un enfermo en consumo y nosotros somos una familia desesperada pidiendo que lo internen. No atacó a nadie y menos a una mujer. Entró un policía de menos de 20 años y le disparó sin motivo”, comentó desesperada.