COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A lo largo de toda la mañana del pasado viernes se concretó en los tribunales penales ordinarios del barrio Roca la audiencia de alegatos finales en el juicio por el homicidio de Jonathan Cattelani, acontecido el pasado 5 de febrero de 2017 en la zona de asentamientos del barrio San Cayetano de nuestra ciudad. La fiscal requirió se declare al imputado José Manuel Pérez penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, tres hechos todos ellos en concurso real”. En contraposición el defensor planteó la “absolución” de su pupilo en base al “beneficio de la duda”.

La fiscal en su alegato sostuvo que ha quedado probado a lo largo del debate tanto la materialidad como la autoría del hecho en cabeza del imputado. Ello en base a los testimonios de testigos presenciales del hecho y la prueba documental rendida a lo largo de las jornadas de juicio. Recordando que en el allanamiento en la casa del imputado Pérez se produce el secuestro del rodado Renault Kangoo. La fiscal recordó que la forense indicó que el cuerpo tenía un impacto en la región torácica izquierda y que la dirección de la herida arrojó un sentido “de adelante hacia atrás, de derecha a izquierda y de abajo hacia arriba”.

Concluyendo que la causa de muerte de Cattelani fue por “shock cardiogénico, por lesión de miocardio”. La víctima en el momento de recibir el disparo se encontraba en la parte de adelante de la casa y los disparos fueron realizados a una distancia no mayor a tres metros. Se ha probado que José Pérez disparó con dolo directo hacia las 4 personas que estaban en la casa de Cattelani. Por todo ello la fiscal solicitó se lo declare a José Pérez autor penalmente responsable del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, tres hechos todos ellos en concurso real”.

"EL BENEFICIO DE LA DUDA"

Por su parte el defensor sostuvo que hay aspectos que dejaron de ser controvertidos, el uso de una Renault Kangoo, la presencia del imputado en el lugar y que una mujer dispara desde una casa cercana y que los vecinos la responsabilizaban a ella por lo sucedido. Que dieron negativos los dermonitrotest al imputado y a la víctima. También que nadie vio caer a Cattelani al momento de los disparos. Proponiendo al tribunal aplicar en el caso “el beneficio de la duda”. Una testigo dijo que tiró tres veces al auto, luego que Cattelani cayera. “Es un clásico que los testigos vienen a mentir y no es cierto lo que dijo la testigo”. El camino que tiene el tribunal es un camino racional, “la lógica del razonamiento es evitar cualquier tipo de arbitrariedad”, aseguró el defensor. Criticando la calificación jurídica propuesta por la fiscalía, y sosteniendo que “mi defendido no fue el autor del hecho”. Se ocultó la realidad del caso, concluyó la defensa.

Finalmente el tribunal dio por cerrado el debate, pasó a deliberar y el próximo miércoles 4 de diciembre, a las 12.00 hs. dará a conocer su veredicto de responsabilidad penal.

El tribunal de debate fue presidido por Alejandro Soñis, e integrado por Miguel Caviglia y Mónica García, jueces penales; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Cecilia Codina, fiscal general; en tanto que la defensa del imputado José Manuel Pérez, fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo. Asimismo familiares de la víctima fueron acompañados por una profesional del SAVD.

EL HOMICIDIO

El hecho ventilado en el debate acontece  el pasado 5 de febrero de 2017, siendo aproximadamente las 9.00 hs. en circunstancias en que la víctima, Jonathan Cattelani, junto a otras tres personas se encontraba bebiendo, en una vivienda, en la zona de ilegales del barrio San Cayetano. Estaciona frente al lugar una camioneta Renault Kangoo conducida por José Pérez, acompañado de dos personas más. El conductor desciende con un arma de fuego en la mano y dispara al menos en 4 oportunidades contra el grupo integrado por la víctima, hiriendo mortalmente a Cattelani. Estableciéndose en la autopsia que el mismo  fallece como consecuencia de un “shock cardiogénico producido por herida de arma de fuego en tórax”.