COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Eduardo Atanacio Pardo fue sometido a la audiencia de  control y apertura de investigación por la muerte de  su ex pareja, Daniela Fernández Quelca, la joven boliviana que fue hallada muerta en un descampado de la calle Tora al 2000.

Pardo tenía prohibición de acercamiento a su ex pareja y madre de sus hijos tras denuncias por violencia, y la justicia decidió que permanecerá dos meses en prisión preventiva

Viviana Barilari, representante de la Defensoría Pública  explicó además que se otorgó un plazo de investigación de seis meses. “Se entiende que la causa es compleja y hay medidas aún para llevarse a cabo”, dijo.

Asimimo, confirmó a ADNSUR, que el presunto femicida se entregó en la policía el viernes 21 de junio y fue llevado por su empleador. “Se hizo presente en la Brigada de Investigaciones junto a su empleador quien lo acompañaba”, aseguró.

Además agregó que el jefe habría asegurado- ante la policía- que lo escuchó decir que estaba involucrado con la desaparición de Daniela . “Este (el empleador) manifiesta que el día anterior se había quedado a dormir junto a sus compañeros en un lugar que les facilita.Y en la mañana que se levantaron le empezaron a hacer preguntas de manera insistente, si sabía que había pasado con su mujer que hasta ese momento estaba desaparecida”, indicó Barilari.

Además la funcionario indicó que el jefe del presunto femicida  dijo que “este hacía referencias inverosímiles y el habría dicho que algo había tenido que ver, lo dijo su empleador pero él no”, dijo.

Eduardo Atanacio Pardo aun no prestó declaración ni reconoció la autoría del crimen.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!