RAWSON (ADNSUR) - El presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Mario Vivas, sostiene que la iniciativa del Gobierno no aporta a la independencia, ni a la autarquía, sino que en cambio, genera condicionamientos que hasta ahora no existían.

El magistrado considera que el proyecto presenta defectos técnicos, operativos y políticos y que es necesario abrir una mesa de diálogo que contemple a los legisladores provinciales.

También le recordó al mandatario provincial que los empleados, funcionarios y magistrados hace dos meses que no cobran sus sueldos.

El ministro del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, advirtió más temprano que si la ley de autarquía no puede garantizar el servicio de justicia, la provincia podría sufrir una intervención federal.

Mientras tanto, el gobernador defendió la ley. “Es un paso importantísimo lograr la autonomía para cada uno de los poderes del Estado”, remarcó, en medio de la tensión institucional que se vive a raíz de la durísima disputa que generó el proyecto, tal como informó ADNSUR hace algunas horas.