PUERTO MADRYN (ADNSUR) - El Juzgado Federal de Rawson decidió finalmente que el potero chino capturado por Prefectura Naval Argentina por pescar ilegalmente en aguas argentinas y que estaba siendo llevado a Puerto Madryn no podrá ser amarrado en los muelles Piedra Buena ni Storni.

Tampoco se permitirá el desembarco de la tripulación. Tanto autoridades portuarias, como el intendente Gustavo Sastre y el vice gobernador Ricardo Sastre, realizaron este martes gestiones relacionadas con la delicada situación, teniendo en cuenta el peligro sanitario que representan estos buques que operan ilegalmente en el Atlántico Sur y sobre muchos de los cuales existen denuncias internacionales de explotación de personas e incumplimiento de normas.

Según detalló LU17, la experiencia ya vivida en costas de Chubut genera desconfianza dado el peligro que esto puede representar, en virtud del comportamiento que en anteriores oportunidades han tenido las empresas chinas, que no solo han dejado abandonados los barcos en puerto, sino también sus tripulaciones, situación que se registró tanto en el puerto de Madryn como en el de Comodoro Rivadavia.

Estos hechos motivaron largas gestiones para liberar de la ocupación de sitios en los muelles y que además, luego de lograr esa autorización, el retiro de los buques chinos le representó al puerto de Madryn un millonario costo.