El nene de 10 años que en la tarde de este martes fue hospitalizado en Puerto Madryn tras intoxicarse con monóxido de carbono en su vivienda "está lúcido y en buen estado general", según informaron fuentes del Hospital local. 

El pequeño fue derivado al nosocomio en grave estado, con signos vitales muy débiles y monóxido de carbono en sus pulmones. Poco después de las 19, autoridades sanitarias precisaron que responde bien al tratamiento, su estado es bueno y ya se encuentra en el sector de Pediatría.

Luego del episodio, una cuadrilla de Camuzzi Gas del Sur intervino en el domicilio para determinar el origen de la fuga

Las primeras observaciones indicarían que el culpable de la intoxicación con monóxido de carbono sería un calefactor instalado en la vivienda.