RÍO NEGRO (ADNSUR) - Un nene de 4 años fue trasladado el miércoles de urgencia al hospital tras ser atacado por un hombre que lo roció con alcohol y luego lo prendió fuego. Ya hay un sospechoso detenido.

El ataque al niño de tan solo 4 años ocurrió el miércoles por la tarde cuando junto a su familia se encontraba visitando a una tía en el barrio Vidriera en la localidad de Allen, Río Negro. Según se pudo conocer, el nene estaba jugando con su prima cuando un hombre  habría rociado con alcohol y prendido fuego con un encendedor.

El nene tiene quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo y  se encuentra internado en el área de atención al quemado del Hospital Francisco López Lima. Se encuentra estable.

La familia contó a la policía que el agresor tenía puesta una  camiseta de Boca y se dio de la fuga tras atacar al niño, arrojándose al Canal Grande que está cerca de esa zona.

La policía demoró el jueves a la madrugada a una persona que podría estar involucrada en el caso.  La única testigo del hecho es una nena de 6 años, prima de la víctima. Hasta el momento se desconocen las circunstancias que desencadenaron el ataque, indicó el Diario Río Negro.