El video que muestra a agentes de la Policía del Chubut cantando "Piquetero, piquetero, ten cuidado, ten cuidado, en una noche muy oscura a tu villa entraré" durante un entrenamiento rápidamente se volvió viral y despertó el repudio en distintos sectores políticos, institucionales y sociales.

En las últimas horas, el ministro de Seguridad de la provincia, Federico Massoni, aseguró: "El piquete es de un delito y el que comete un delito, es un delincuente", dijo y se preguntó" qué pasa si la canción decía "delincuente".

En este marco, y por indicación de la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, este miércoles el secretario de Articulación Federal de la Seguridad de esta Cartera, Gabriel Fuks, envió una nota formal al Gobierno del Chubut ante los" hechos de público conocimiento vinculados con prácticas antidemocráticas en el ingreso al Cuerpo de Guardia de Infantería de la Policía provincial".

En la misiva, dirigida al gobernador Mariano Arcioni, Fuks expresa la preocupación del Ministerio de Seguridad de la Nación ante una situación que “transmite un mensaje absolutamente opuesto a una política de seguridad democrática y al respeto de los Derechos Humanos” y que, además, constituye un “hecho flagrante de discriminación y estigmatización de los sectores vulnerables”.

En ese sentido, el funcionario remarcó que “la imagen de una policía violenta, enemiga de su comunidad de la que forma parte o la intencionalidad de sembrar el terror no se condice, en modo alguno, con un régimen democrático de gobierno”.

Asimismo, la cartera que conduce Frederic puso a disposición del Gobierno Provincial el equipo de la Subsecretaría de Formación y Carrera, que depende de la Secretaría de Seguridad y Política Criminal que funciona bajo la órbita de esta Cartera.

La nota enviada por Fuks alude a un conjunto de filmaciones que han tomado estado público en las que se ven escenas marcadamente discriminatorias y extremadamente violentas.  Según se precisa, las imágenes evidencian una construcción del trabajo en materia de seguridad que colisiona con las políticas del Estado nacional en la materia, así como con los tratados de promoción y protección de los derechos humanos que suscribe la Argentina.