Aunque inicialmente eran dos los procesos en contra del fiscal, una de las acusaciones fue revertida luego de que la defensa hiciera un planteo de que se había violado el principio de igualdad ante la ley, previsto por el artículo 16 de la Constitución Nacional.

En ese caso, la acusación que había llevado al Consejo de la Magistratura a promover el jury de enjuiciamiento se basaba en las actuaciones del fiscal en torno a la causa ‘Revelación’, que investigaba un circuito de coimas ligadas a la obra pública. Fue cuando Iturrioz llevó adelante, junto al fiscal Marco Nápoli y tras emitir la orden el juez Piñeda, la detención del entonces ministro de Familia, Martín Bortagaray, pese a que el funcionario cuenta con fueros que impiden dicha medida en una etapa primaria de la investigación judicial.

Por aquel hecho, ocurrido en septiembre de 2018, los dos fiscales y el juez interviniente fueron sumariados por el Consejo de la Magistratura, pero las decisiones en cada caso fueron divergentes: mientras Piñeda recibió una recomendación de sanción administrativa por parte del Superior Tribunal de Justicia, lo que finalmente no ocurrió, el fiscal Nápoli no recibió ninguna sanción, mientras que el caso de Iturrioz fue resuelto, por mayoría, para conformar el tribunal de juicio en su contra. Sin embargo, el mismo quedó sin efecto cuando el procurador general hizo lugar al planteo de la defensa.

El cuestionamiento por el que el fiscal enfrentará el jury es por la valoración insatisfactoria que el Consejo hizo al evaluarlo luego de sus tres años de actuación en el cargo, con una serie de cuestionamientos que van desde el maltrato a jueces y abogados defensores, hasta la caída de causas por encima del promedio general de las fiscalías.

Así, entre el lunes y martes, luego de escuchar a los testigos y evaluar las pruebas presentadas, el Consejo de la Magistratura resolverá si el fiscal puede continuar en el cargo o si debe ser destituido.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!