El sacerdote identificado por sus iniciales como H.C. está acusado de haber cometido cinco hechos vinculados con delitos de integridad sexual en la ciudad de Trelew. Este viernes se dieron a conocer los alegatos finales y el próximo lunes 15 de noviembre, el tribunal de juicio integrado por la jueza María Tolomei, junto a los vocales Marcelo Nieto Di Biase y Mirta del Valle Moreno, dará a conocer su veredicto.

Al sacerdote se lo imputa como autor de abuso sexual simple aprovechándose que la víctima no pudo consentir libremente la acción agravado por la calidad de autor por haber sido cometido por ministro de un culto reconocido -un hecho-, en concurso real con abuso sexual doblemente agravado por haber sido cometido con acceso carnal, mediante amenazas y violencia, aprovechando que la víctima no pudo consentir libremente la acción y mediante abuso intimidatorio de una relación de autoridad.

Y  todo ello agravado por haber sido cometido por un ministro de un culto reconocido (cuatro hechos en concurso real); todo ello en concurso ideal con la figura de promoción de corrupción de menores de dieciocho años de edad, agravada por mediar amenaza y abuso de autoridad.

El Párroco acusado está condenado por similar delito en la provincia de La Pampa, según trascendió en el juicio.

LOS ALEGATOS 

El ministerio público fiscal estuvo representado por la fiscal general Silvia Pereira y el fiscal Rubén Kohler.  Quienes relataron que los hechos denunciados ocurrieron desde mediados del año 2011 hasta el 2012, cuando la víctima tenía 14 o 15 años y acudía a una capilla del barrio San Martín de la ciudad de Trelew y a la agrupación de exploradores de Don Bosco donde realizaba actividades.

“El imputado le daba plata para que la víctima no hable de lo que pasaba”, graficó Pereira. “H.C. le pidió perdón y la victima le contestó que se lo pida al de arriba” agregó la fiscal general para fortalecer la teoría del caso en cuanto que el imputado sabía perfectamente lo que había hecho.

En un repaso por las pruebas colectadas resaltó la gran cantidad de imágenes y videos de contendido sexual que se encontró en uno de los teléfonos secuestrados, además de las búsquedas en internet orientadas a información sobre el ministerio público fiscal de Trelew, integrantes y protocolo sobre abuso sexual.

Finalmente solicitó al tribunal se dicte veredicto de culpabilidad para H.C. de acuerdo a la acusación presentada.

LA DEFENSA

A su turno, inició su alocución el defensor particular Martín Castro, alegando que el MPF no ha cumplido con su obligación procesal y constitucional de acusar de manera clara, precisa y circunstanciada los hechos que se le atribuyen a H. C.

En relación a ello la defensa hizo foco en la difusa información de las fechas en que supuestamente se produjeron los hechos,  y además planteó contradicciones y deficiencias probatorias. Entre ellas, el testimonio que dio el responsable máximo de la congregación salesiana de la zona, en cuanto que la víctima pasaba tiempo con H.C. mientras que otros testigos dicen lo contrario. “La madre de la víctima no sabía ni el nombre del imputado”, graficó el defensor para argumentar su punto sobre la fragilidad de los testimonios aportados por la fiscalía.

También remarcó que la víctima, en su testimonio dijo que H.C. le daba plata “10, 50 y hasta 500 pesos”, dijo el defensor sobre manifestaciones de la víctima, dando cuenta que el billete de 500 pesos entró en circulación en el año 2016 y los hechos investigados fueron hasta el 2012.

En ese orden, el defensor, también puso en duda los lugares donde supuestamente se produjeron los hechos ya que, siguiendo su argumento, ningún testigo pudo verificarlos. 

En cuanto al contenido sexual hallado en un teléfono indicando que la fiscal hizo una incorrecta interpretación de lo que dijo el imputado al respecto -la fiscal habría alegado una contradicción del acusado cuando dijo que ese material es de hace muchos años, pero lo tenía en un teléfono cuya fabricación es reciente-. Sobre este punto el defensor aclaró que lo que dijo su defendido sobre las imágenes es que pertenecen a las que circulan habitualmente cuando alguien es miembro de un grupo sobre todo de varones que en el caso del imputado son ex compañeros de la secundaria.

En general y en relación a los hechos tal como fueron relatados por la fiscalía, la defensa puntualizó que son de imposible realización y pidió la absolución para su defendido. Finalmente, luego de escuchar a las partes el tribunal informó que dará a conocer su veredicto, salvo algún imprevisto, el próximo lunes 15 de noviembre del corriente.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!