RAWSON (ADNSUR) - Tras la muerte de un joven de 24 años atropellado cuando se dirigía a trabajar a una empresa pesquera de Rawson, el ministro de Seguridad, Federico Massoni, se mostró indignado por el hecho y cuestionó a la justicia, a raíz de que la fiscal no dispuso la detención del conductor. Además, adelantó que "el victimario -quien conducía con 1,22 g/l de alcohol en sangre- es un médico, Nicolás Suganuma, un médico joven recién recibido", quien fue noticia meses atrás tras haberse recibido por Zoom en plena pandemia. 

"Estoy indignado con esto. Nos lleva a replantearnos un montón de cuestiones. Algo estamos haciendo mal; y me estoy refiriendo a la intervención de la justicia", remarcó Massoni y agregó: "No nos podemos seguir permitiendo muertes injustificadas, por accidentes de tránsito, por negligencia. Era una persona muy joven". 

"Lo lamento profundamente pero yo voy a decir el nombre del victimario, Nicolás Suganuma, un médico joven recién recibido, quien fue noticia porque es uno de los médicos recibidos en pandemia. Estamos hablando de un profesional, una persona que tiene conocimiento absoluto de cuáles son los riesgos que puede llegar a poner a él mismo y a los terceros. Acá violó toda la normativa. Circulaba a la 1:50 de la madrugada cuando está prohibido; estaba alcolizado y con negligencia como para llevar a la muerte a una persona sostén de familia que se dirigía a trabajar".

"Me indigna que el Estado no genere los trabajos como los tiene que hacer. El procurador (Jorge) Miquelarena también se encontraba indignado con lo sucedido; un fiscal que se apersonó en el lugar -repasó Massoni- pero automáticamente tomó la determinación instruyó a la policía para que esta persona realice los trámites de rigor y se vaya a su casa, sin saber qué pasó. Criminalística vino con posterioridad; terminaron cerca de las 5 AM de hacer los trabajos que no nos dan la explicación concreta de lo que ocurrió".

"Lo mandaron de nuevo a su casa -reiteró- cuando la Ley de Tránsito le permite a la policía cuando detecta a alguien con graduación alcohólica detener a la persona durante 12 horas.  ¿Cómo un fiscal no va  agenerar la detención como para tener los datos de cómo ha ocurrido esto y si corresponde o no pedir una preventiva o se da cuenta de que hay un homicidio porque entiende que hay elementos?", se preguntó. 

"Nos pasó ya una vez con un apolicía de Gaiman a la cual un conductor alcoholizado la llevó a la muerte -recordó Massoni-. Tenemos a los victimarios en su casa y a las familias de las víctimas que van a visitarlas al cementerio y la verdad es que no me lo banco; me indigna. Por eso hablé temprano con el procurador, quien tiene directivas que les da a sus fiscales para que cuando estamos dentro de la flagrancia automáticamente el que dispone es un juez; y lo venimos incumpliendo. Me enojo con la policía pero la entiendo porque tiene un fiscal al lado que le dice que no quiere la detención". 

En cuanto al fiscal en cuestión dijo que es "Florencia Gómez, a la cual conozco. Yo respeto a todos. Tenemos buenos fiscales, malos fiscales. Tengo una posición con el fiscal Heibar que no tiene que ser más fiscal, que permanentemente hace tipo de acciones, que ni se apersona; pero yo no me quiero pelear con la Justicia. Lo que le interesa a la gente es que el Estado funcione bien y que busque lo que pregonamos: seguridad, orden, respeto y progreso. Y de esta forma no los tenemos".

"No era una persona cansada que venía de trabajar. Fue un joven que venía alcoholizado y se lleva puesta a una persona que iba a trabajar", comparó Massoni. 

 "Seriamente tenemos que reveer cuál es la aplicación de la norma; los funcionarios de los tres poderes tenemos que dejarnos de joder y empezar a trabajar para tener una sociedad en serio y en orden", expresó el ministro de Seguridad.