PUERTO DESEADO (ADNSUR)- Un prefecto fue asesinado en un puesto de control de tránsito para el control del aislamiento social obligatorio en Puerto Deseado y pocos minutos después fue abatido el agresor en un tiroteo con la policía provincial.

Según trascendió, el efectivo fue identificado como Ricardo Soto, quien se encontraba realizando un control de circulación de vehículos en la calle Colón, en la ciudad de Puerto Deseado.

Un joven de 20 años, que fue identificado como Pedro Espinoza, se acercó caminando al control instalado por la fuerza de seguridad federal, tomó por la espalda al prefecto, le colocó un arma de calibre 11.25 debajo de la axila y le disparó a quemarropa.

Tras el ataque, el joven escapó en dirección a la vieja estación de trenes de Puerto Deseado, mientras cubría su fuga con disparos contra los efectivos. En su intento de fuga ingresó en una vivienda, pasó por un gimnasio y cruzó una plaza donde tomó a una persona de rehén, allí fue abatido por las fuerzas policiales.

Espinoza era estudiante del profesorado de educación física en el Instituto 810 de kilómetro 3 de Comodoro Rivadavia y en el año 2017 tuvo un breve paso en el club Petroquímica como jugador de handball. El joven no tenía antecedentes policiales.