COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Darío Alejandro Huaiquín, el joven de 19 años al que asesinaron este lunes, no tiene antecedentes penales ni registra detenciones previas. Estaba en pareja y a punto de ser papá y por estos días residía junto a su novia en la casa de un familiar en el barrio San Cayetano para cuidar la casa. La víctima alcanzó a correr para buscar refugio hasta la casa de su abuela, a tres cuadras de la esquina de 10 de Noviembre y Nuestra Señora de Lourdes, y al llegar al lugar se desplomó. El agresor es una persona joven que actuó a cara descubierta. Los investigadores no descartan ninguna hipótesis.

Ocurrió en la mañana de ayer, poco después de las 11 en inmediaciones del barrio Quirno Costa en la esquina de 10 de Noviembre y Nuestra Señora de Lourdes a dos cuadras de la Seccional Cuarta. Los testigos señalaron que vieron correr a un joven, seguido de otro que llevaba un arma de fuego. Aparentemente, en esa esquina le dio alcance y le efectuó al menos dos disparos, uno de los cuales le ingresó a la altura del omóplato izquierdo, lesionándole gravemente la zona intercostal tocando órganos vitales.

El herido corrió como pudo por la calle Lourdes y una cuadra más abajo tomó por Francisco Vivaldi, cruzando El Patagónico llegó a la esquina de Carlos Gardel y Vivaldi. Allí a pocos metros está la casa de su abuela, en donde creen que buscaba refugiarse, pero al llegar se desplomó en la vereda, informó Crónica. Unos tíos del joven lo llevaron al Hospital donde falleció al ingresar.

TRABAJAN EN LA IDENTIFICACIÓN DEL AGRESOR

La fiscal que investiga la causa, la Dra. Cecilia Codina, dijo que “por el momento trabajamos en la identificación del agresor” que se sabe que actuó a cara descubierta.

Después del ataque, el presunto homicida corrió por la misma calle 10 de Noviembre con dirección a Polonia.

EN PAREJA Y ESPERANDO UN HIJO

La víctima no tiene antecedentes penales comprobables ni registra detenciones previas. El joven estaba en pareja y a punto de ser papá y por estos días residía junto a su novia en la casa de un familiar en el barrio San Cayetano.

Si bien se desconocen las razones del ataque, no se descarta que la víctima hubiera tenido algún inconveniente previo con el agresor, que lo siguió y al darle alcance lo mató.

Previo a trasladarse al San Cayetano, el joven residía en la calle Los Damascos con su mamá. El joven estaba buscando trabajo.

En cuanto al agresor, se supo que es una persona joven que actuó a cara descubierta.

Por el momento no se pudo establecer el móvil del hecho, pero no se descarta ninguna hipótesis. Personal de la Brigada de Investigaciones tomaba este lunes a la tarde testimonios a los familiares y amigos, en tanto que se efectuaban las pericias de rigor.

El cuerpo de la víctima fue depositado en la morgue y se espera conocer en la jornada de este martes el informe del forense para establecer la mecánica del hecho.