RAWSON–  Las elecciones en Dolavon dieron la nota por un hecho que se podría caracterizar como policial. Es que el intendente, Dante Bowen denunció que militantes de Martín Bortagaray le dieron una paliza a un simpatizante del Frente para la Victoria, desfigurándole la cara y llevándolo al Hospital.

Foto: diario Jornada

“Todo fue normal a excepción de lo que ocurrió con militantes del exintendente Bortagaray que le pegaron a una persona y le desfiguraron la cara”. Es el vecino Catino Hernández, quien hasta hace poco estaba en las filas del dasnevismo y luego se pasó al FpV.

Bowen relató cómo se sucedieron los hechos: “Catino parece que tuvo un cruce de palabras con la mujer de Bortagaray. Y a la tarde nos enteramos que una persona ingresó a la casa donde estaba descansando y le propinó una paliza. El vecino estaba antes militando con la gente de Bortagaray y se pasó al espacio del FpV”.

Después se lo cruzó a Bortagaray. “Le pregunté sobre lo que había pasado y me respondió algo insólito: que los militantes del FpV habían ido a robarle boletas a ellos. Es un hecho lamentable, es parte del pasado. Tras el cambio que se produjo en 2015 en el pueblo pensamos que este tipo de costumbres se habían erradicado, pero lamentablemente persisten”.

VOTACIÓN

Los comicios comenzaron a horario y no hubo inconvenientes con fiscales ni  autoridades de mesa. Tampoco hubo denuncias acerca del robo de boletas o algún tipo de irregularidad. Desde la mañana se produjo una buena participación de los votantes.

Sobre el futuro político, el intendente confirmó a Jornada que irá por un nuevo período en 2019. “En lo personal iré por la reelección”. De todos modos aclaró que “venimos hablando también de la construcción de un espacio de proyección provincial”.

Marcó que quien represente ese nuevo espacio estará relacionado con el “recambio generacional”. Si bien dijo que es “prematuro” hablar de quién puede ser esa figura, destacó que debe haber un espacio importante para las mujeres.

Fuente: diario Jornada