Carlos Marcelo Lencina, de 52 años, fue detenido el pasado viernes en Puerto Madryn como sospechoso de ser el autor de dos robos con armas en diferentes locales comerciales, donde obligó a desnudar a sus víctimas para tocarlas. En la audiencia realizada el fin de semana se dispuso que continúe detenido mientras avanza la causa judicial pero además se revelaron violentos antecedentes que tenía en Buenos Aires: una condena a 33 años de prisión, por la cual había quedado en libertad en 2021.

Cuando se pidió la revisión de sus antecedentes, en base a sus huellas digitales, se descubrió que tenía una condena por violación reiterada, robo simple reiterado y privación ilegítimal de la libertad, todos en concurso material. La sentencia había sido dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal de Buenos Aires 17 de mayo de 2007 a treinta y tres años y seis meses de prisión. Según el escrito, la pena vencía el 7 de julio de 2022 y la sentencia caducaba el 7 de julio de 2032.

El acusado, oriundo de Rosario, con domicilio registrado en Isidro Casanova, estaba detenido en la Unidad 6 de Rawson y quedó en libertad en 2021. Se había casado en Trelew, donde vivía. Ahora enfrenta una posible pena de prisión de más de 15 años. Desde el Poder Judicial de Chubut se elevaron los antecedentes al juzgado de Buenos Aires.

Ahora Lencina enfrenta posible pena de prisión de más de 15 años
Ahora Lencina enfrenta posible pena de prisión de más de 15 años

LOS CASOS EN MADRYN

El martes y el jueves de la semana pasada, el hombre entró a robar armado a dos locales comerciales. En ambos casos, antes de huir, obligó a las víctimas mujeres a desnudarse. “El martes a la tarde ingresó a un local donde había dos mujeres, las amenazó con un arma y les exigió que entreguen todo el dinero. Antes de huir con 50 mil pesos y una notebook, les dijo que se quiten la ropa. Luego le tocó la cola a una de ellas”, detallaron desde la Fiscalía. El jueves volvió a robar. Y también le exigió a su víctima que se quitara la ropa. “Durante el mediodía ingresó a otro local, amenazó a la mujer que atendía con un arma de fuego y robó 20 mil pesos. Le exigió que se saque la ropa y luego huyó del lugar”, explicaron desde el Ministerio Público.

Las víctimas dieron la descripción del ladrón: un hombre de aproximadamente 50 años, de 1,70 años, canoso y de características robustas. Rápidamente se comenzó a investigar el caso y se logró identificar que vehículo en el que se movilizaba era un Chevrolet Vectra. Los rasgos del autor, captadas por las cámaras, coincidían con el relato de las víctimas.

El viernes a la mañana, personal policial informó que el vehículo del sospechoso se encontraba estacionado sobre calle Maíz 300, por lo cual demoraron al conductor: era Lencina. El fiscal Jorge Bugueño, a cargo de la causa, dispuso su demora para que sea imputado por los delitos de “robo agravado en concurso con abuso sexual simple y rapto”.

En la audiencia de apertura de investigación y control de detención, el juez Horacio Yangüela dispuso que Lencina quede detenido en prisión preventiva durante dos meses y medio, mientras avanza la recolección de elementos de prueba para llevar el caso a juicio.
 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!