El hecho ocurrió este jueves por la noche, después de las 22:30 horas en una vivienda del barrio Máximo Abásolo en un contexto familiar. "Fue una pelea entre la víctima, Marcelo Jara, con su yerno Pablo Loaiza", aseguró la fiscal de la causa, Cecilia Codina.

Según informó Codina, "hubo una pelea física entre ellos, intervino la mamá del imputado, y este tomó un cuchillo y le asestó una puñalada debajo de la rodilla derecha a Jara". Luego, el damnificado dejó el domicilio, caminó dos cuadras y se produjo el fallecimiento del mismo.

"No tanto por el elemento utilizado en sí, porque tiene un alto poder vulnerante, pero sí por la zona, hablamos de la rodilla, la herida fue muy pequeña. De esta manera, el Ministerio Público Fiscal entendió que la calificación es de 'homicidio preterintencional'", indicó la fiscal.  Aún restan estudios complementarios para determinar en el informe de autopsia la causa de la muerte. 

El hombre que mataron en el Máximo Abásolo fue apuñalado por su yerno.
El hombre que mataron en el Máximo Abásolo fue apuñalado por su yerno.

Más allá del elemento utilizado, Codina señala que "fue una herida muy pequeña en una zona que no es vital", por tal motivo, no debería razonablemente producir la muerte, "no se ha comprobado que se haya desangrado", destacó.

La figura aplicada es para una persona que agrede a otra sin pretender matarla, pero que al hacerlo debería haber previsto un posible resultado fatal, mientras que el máximo de pena que contempla es de 6 años de prisión.

Por tal caso, "es una calificación que tiene una pena mucho menor al homicidio simple" . En base a esos elementos, la fiscal pidió un plazo de investigación de seis meses, además de una medida de coerción que por ahora consiste en prisión domiciliaria, durante dos meses, además de la prohibición de acercamiento por parte del imputado hacia familiares de la víctima fatal.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!