COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Matías Romero, el hombre que el jueves atropelló a un anciano de 79 años en la avenida Kennedy, deberá pasar tres meses en prisión preventiva, imputado por el delito de lesiones graves culposas, doblemente agravadas por la conducción imprudente de un rodado, por conducir bajo los efectos del alcohol y huir del lugar.

Así lo decidió ayer el juez penal Martín Cosmaro, en la audiencia de control de detención y apertura en contra Romero, quien luego del accidente se dio a la fuga y fue detenido en medio de una persecución.

En la audiencia, por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Eve Ponce, funcionaria de fiscalía. En tanto que la defensa de Romero fue ejercida por Claudia Torrecillas, abogada de la Defensa Pública.

Desde la Fiscalía, informó Diario Crónica, se solicitó que se formalice la apertura de investigación contra el imputado quien al momento del accidente estaba en estado de ebriedad, arrojando el dosaje 1,64 miligramos de alcohol en sangre.

La funcionaria señaló que el imputado no respetó las señales del semáforo y embistió al peatón, circulando con la víctima en el capot del rodado unos metros. Luego frenó en forma repentina, cayendo de esta forma la víctima sobre el asfalto. Posteriormente, Romero se dio a la fuga del lugar sin detenerse y fue detenido por personal policial Yrigoyen y Moreno

La funcionaria solicitó el plazo de seis meses de investigación y que se dicte la prisión preventiva de Romero por tres meses en base a la gravedad del hecho y la existencia del peligro procesal de fuga, teniendo en cuenta la existencia de elementos de convicción suficientes para tener a Romero como el presunto autor del hecho. También hizo mención a una condena anterior de Romero de un año y 6 meses de prisión efectivos, y en caso de arribar a una condena en el presente proceso la misma va a ser de efectivo cumplimiento.

Por su parte la defensora no objetó ni el hecho, ni la calificación legal provisoria del caso pero cuestionó el pedido de prisión preventiva para su pupilo al señalar que su defendido siempre estuvo ajustado a derecho en el anterior proceso y ello debilita el peligro de fuga invocado por la fiscal.

Además consideró que se trataba de un hecho imprudente no doloso y planteó que rige el estado de inocencia hasta que se dicte una sentencia y la misma quede firme. De esa forma solicitó la libertad de Romero con presentaciones semanales ante la Oficina Judicial y subsidiariamente su arresto domiciliario.

Finalmente el juez penal resolvió declarar legal la detención de Romero y dar por formalizada la apertura de investigación preparatoria del caso.

Se debe recordar que Romero también fue sindicado en el crimen del pescador de Caleta Córdova, Gustavo Fozziano. Los amigos de la víctima indicaron que formaba parte del grupo que agredió a “Fochy” en abril pasado, e incluso pedían su detención.