COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – En la tarde de este martes,  uno de los propietarios de un taller metalúrgico del barrio Laprida fue encontrado muerto por un hijastro y dos compañeros de trabajo. Se trata del 14° homicidio en lo que va del 2019.

El hombre tenía dos disparos y fue hallado en el interior de su casa, ubicada en la  calle La Habana 588. Fue identificado como Bernabé Antonio Valverdi, tenía 54 años, vivía solo y lo habían visto por última vez el sábado 27 cuando salió de su trabajo, a unas 3 o 4 cuadras de su casa.

Los dos impactos de bala eran de un arma calibre chico, se presume que el disparo mortal habría sido el que impactó en el lado derecho del pecho, y el restante fue en la pierna derecha.

SIN INDICIOS DE ROBO

La policía trabajó en el lugar, donde no encontraron rastros de que lleven a pensar que se trate de un robo.  

Valverdi había dejado la metalúrgica el sábado a últimas horas de la tarde. Y ayer, a eso de las 15:30 llegaron a su casa tres compañeros de trabajo y el hijastro de la víctima, ya que no acudió a trabajar ni lunes ni martes, y tampoco respondía a llamados y mensajes de su celular.

Al llegar, encontraron todas las aberturas cerradas pero había luces encendidas, se asomaron a una ventana del sector de la cocina, observaron al interior y se encontraron con el cuerpo tirado en el piso. Con un cortafierro y una masa rompieron la puerta e ingresaron.

El cuerpo estaba en posición cúbito lateral izquierdo, y con manchas hemáticas en la zona del cráneo, indicó Crónica.

“No hay signos de violencia o de faltantes a simple vista, pero está trabajando la Policía científica y ellos darán luego un informe preliminar al fiscal de la causa” dijo el jefe de la Unidad Regional, Ricardo Cerdá. Asimismo, el auto de la víctima estaba estacionado.

Su cuerpo fue llevado en la noche de la martes a la morgue judicial y la Brigada de Investigaciones continua trabajando en el hecho.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!