BOLIVIA (ADNSUR) - Facundo Morales Schoenfeld, alias Camilo, es un guerrillero argentino de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que fue herido de bala en Santa Cruz de la Sierra, durante las protestas posteriores a la renuncia de Evo Morales. Es hijo del juez de Paz de Trevelin, Hugo Morales y quedó en estado de coma tras recibir un disparo en un enfrentamiento entre afines al ex presidente de Bolivia y los grupos cívicos.

La policía de Santa Cruz informó al momento de su detención que, según la información que tenían, Schoenfeld, de quien se desconocía su paradero desde hace tiempo, trabajaba como instructor de las FARC en la zona.

La Justicia, después de una audiencia cautelar que se realizó en el hospital Japonés, determinó que, una vez que se recupere, Morales Schoenfeld será recluido en el temible penal de Palmasola.

Nacido en San Miguel, Morales Schoenfeld llegó a Colombia en 2002 junto a Javier Calderón, uno de los líderes de las FARC en Paraguay, Uruguay y Argentina, según consignó el diario El Tiempo, de ese país, en 2017.

El penal de Palmasola, que fue visitado por el papa Francisco en 2015, está a las afueras de Santa Cruz y es el más peligroso de Bolivia. En Palmasola está el 36 por ciento de los presos de Bolivia.

Allí, según distintos informes e investigaciones, no hay respeto por las autoridades y son comunes los enfrentamientos armados entre los presos. En marzo del año pasado, un operativo policial para retomar el control del penal dejó como saldo seis presos muertos.

En Palmasola, que fue pensado para 800 internos, hay cerca de 4000 presos, entre los que conviven asesinos narcotraficantes, violadores y atracadores peligrosos. Se la conoce como la "prisión pueblo", por las construcciones dentro del penal, informó Clarín.